¿Por qué es importante elegir un buen nombre de marca?

¿Por qué es importante elegir un buen nombre de marca?

En el siguiente artículo, Liderlogo te cuenta por qué es tan importante, y a la vez tan difícil, crear un buen nombre de marca que se ajuste a tu negocio.

La Importancia De Escoger Un Buen Nombre De Marca Para Tu Compañía
Buen Nombre De Marca

Cuándo se trata de nombres de marca (palabras usadas para identificar compañías, productos, o servicios) cambiar la percepción puede cambiar los resultados de tu negocio. Así como la confianza de un CEO puede influenciar a la decisión de un inversor para comprar o vender, un nombre de marca (y yendo más allá, una identidad de marca) puede influenciar a la decisión del cliente a la hora de comprar o no hacerlo. En los negocios, como en la vida, la percepción importa.

¿Qué tan importante es realmente el nombre de marca? 

La mayoría de los nombres de marca son solo un puñado de letras, y algunas de las compañías y productos más exitosos no parece que hayan puesto mucho esfuerzo pensando en su nombre. Empresas como Yahoo, que suena irresponsable; o Snickers, que no tiene un significado relevante, son marcas que han triunfado. ¿Y si ellas lo hicieron, no puede cualquier cosa funcionar como un nombre de marca?

Tal vez, pero por desgracia el nombre, como varios elementos del marketing, sufren de un problema de atribución. Si a una empresa le va bien, ¿Cuánto de ese éxito se debe al nombre? Y si la compañía falla ¿Cómo podemos atribuir los fallos al nombre? Cada marca es la suma de sus partes, por lo que no podemos asignar un valor bueno o malo al nombre en soledad. Sin embargo, muchas veces es mejor tener un nombre que abre puertas, que uno que las cierra.

El lenguaje es poderoso

Según Steven Pinker, un famoso psicólogo y lingüista, el lenguaje es “una de las maravillas del mundo natural”, una habilidad humana única que “recrea eventos en el cerebro de otras personas con exquisita precisión”. Cualquiera que se haya sentido tocado por una novela, inspirado por un discurso apasionado, o cautivado por la letra de una canción, sabe que el poder del lenguaje no radica solo en la descripción de los eventos, sino en su capacidad de expresar emociones.

Por eso es que el nombre de marca es la gran oportunidad que tienen los empresarios para hacerse con el poder del lenguaje y transmitir un significado e inspirar una emoción.

Nombrar es difícil

Muchas cosas pueden salir mal en el proceso de nombrar, o naming. Es más, la mayoría de los mejores clientes que buscan nombres o agencias creativas son aquellos que trataron de hacerlo por sí solos. La mayoría de estos explica que no logran ponerse de acuerdo con el nombre, o que los buenos nombres ya están ocupados.

Esto se debe a que “nombrar”, en el contexto de los negocios, significa alinearse con los objetivos, considerar implicaciones culturales y legales, y llegar a un consenso alrededor de algo que puede sentirse como una corazonada. Es un proceso arduo, que a veces recae en la combinación de instinto, razonamiento abstracto y la demanda del cliente.

Y todo este proceso es difícil, antes de que el nombre sea lanzado. Una vez que el nombre sale a la intemperie, puede significar dinero malgastado, problemas legales y hasta vergüenza.

Un buen nombre de marca, es una buena inversión

Una marca fuerte, una que sea instantáneamente reconocida, resonante emocionalmente, y se exprese de manera consistente, puede ayudar a un negocio a cumplir sus metas, desde reconocimiento hasta el aumento de compras. 

Si vienes con la idea de que el branding puede ayudarte a alcanzar tus objetivos, entonces sabes que la importancia de un nombre es difícil de negar. De todas las decisiones de marketing que los dueños de una marca tienen que tomar, el nombre es probablemente el que más va a perdurar. Atravesando todas las campañas publicitarias, rediseños de logo y cambios en la página web, el nombre se mantiene.

Además, comparado con todas esas otras actividades, un buen nombre es una manera barata de atraer la atención de los clientes en un mercado abultado.

Conclusión

En fin, el nombre parece algo que, a simple vista, no lleva mucho trabajo o esfuerzo. Pero la verdad es que no es así. Nombrar algo es una de las tareas más difíciles del dueño de la marca, ya que hay muchas variables a tener en cuenta. Sin embargo, todo esfuerzo vale la pena, pues el nombre de marca es lo primero que ve y atrae a tu cliente potencial.

Si estás buscando un buen nombre de marca, y no sabes por dónde arrancar, entonces no dudes en contactarte con Liderlogo.

Compartir:

Asesoramiento profesional gratuito

Tienes una agencia de diseño lista para ayudarte.​

Queremos escucharte, asesorarte y acercarte las mejores soluciones. Completa el formulario y en breve un experto se contactará contigo.

Haz clic o arrastra un archivo a este área para subirlo.

Tienes una agencia de diseño
lista para ayudarte

¡Te asesoramos de manera gratuita!