¿Cómo y por qué funciona la publicidad subliminal?

¿Cómo y por qué funciona la publicidad subliminal?

Cómo miembros de una sociedad consumidora, todos hemos estado sujetos a la influencia de los mensajes subliminales. Considerado como la parte “oscura” del arte de la persuasión, la publicidad subliminal suele conectarse a teorías conspirativas de políticos o publicistas, cuyo objetivo es manipular nuestras mentes y modificar nuestro comportamiento.

Pero, ¿realmente funcionan los mensajes subliminales? y en el caso de que sí ¿por qué funciona?

¿Qué es la publicidad subliminal?

La publicidad subliminal es el uso de palabras e imágenes (o estímulos) que nosotros, los consumidores, normalmente no detectamos.Estos estímulos son indetectables, ya que se esconden dentro de otra imagen, o se presentan muy brevemente en pantalla. En este último caso, la velocidad del mismo debe de ser de .003 segundos para que pase inadvertido. La mayoría de las personas no son conscientes de que vieron pasar el estímulo debido a la velocidad con la que se presenta.

Sin embargo, si bien se cree que un mensaje subliminal es algo que se esconde o se presenta brevemente, el verdadero factor clave del mismo es que nosotros no somos capaces de reconocer lo que estamos viendo. Cuándo un estímulo subliminal ejerce una influencia en nosotros, se dice que es una influencia inconsciente, es decir, una influencia que no sabemos que percibimos.

Antes que la consciencia, el reflejo

Investigaciones demuestran que las personas son influenciadas por diferentes tipos de disparadores subliminales o subconscientes. Por ejemplo, se dice que en una vinoteca, si se pone música alemana o francesa, los clientes tenderán a pedir vinos de estos dos países, sin que ellos sepan que fueron manipulados. 

Debido a esto, los flashes de mensajes subliminales en pantallas han sido prohibidos por los gobiernos británicos y australianos por décadas, aunque las investigaciones indican que el impacto está sujeto a otros factores.

Por qué funciona la publicidad subliminal

La mente humana está compuesta por dos partes interactivas: la consciencia y el subconsciente. La primera nos da el control sobre nuestra mente, ya que podemos pensar, juzgar, sentir y experimentar con reconocimiento.

Mientras tanto, el subconsciente opera por debajo del nivel de la consciencia. Es como un escondite de nuestros deseos, motivos y experiencias pasadas. Este subconsciente siempre está en modo automático, y es capaz de procesar mucha más información de la parte consciente de la mente.

Durante el día, ¿estás preocupado todo el tiempo por inhalar y exhalar? ¿o de cada paso que das en pos de no caer? Ese es el subconsciente pensando por tí. La publicidad y los mensajes subliminales apelan a esa parte de la mente. Ellos funcionan en un proceso extrasensorial, que busca estimular reacciones sin nosotros darnos cuenta de las señales. 

Normalmente, los sentidos de la vista y el oído son los objetivos de la publicidad subliminal. Y lo hacen de la siguiente manera:

Mensajes subliminales visuales

Subvisual: son flashes de milisegundos que los espectadores no perciben. Pasan tan rápido que no se es capaz de detectarlos.

Incrustados: usualmente son imágenes estáticas enganchadas en un ambiente visual, escondidas a simple vista. Suelen estar en publicidades impresas.

Mensajes subliminales auditivos

Subaudible: mensajes a bajo volumen insertados en un archivo de audio más ruidoso para que no se oigan.

Enmascarado: es un mensaje grabado hacia atrás, de tal manera que el mensaje original se disfraza cuándo se escucha hacia adelante.

Se cree que tanto los subliminales auditivos y visuales pueden activar nuestra red semántica, lo que nos lleva a actuar de una manera u otra.

El efecto placebo y otros factores de la publicidad subliminal

Existen varios factores ligados a la publicidad subliminal, y ahora veremos algunos de ellos:

  • Experimentos demuestran que sujetos tienden a evaluar fotografías de individuos de manera más negativa o positiva dependiendo de si una imagen previa fue positiva o negativa. Sin embargo, el atractivo físico de cada individuo es un factor más determinante.
  • Los mensajes subliminales negativos en propagandas políticas parecen tener un efecto mucho más poderoso que los positivos, demostrando que las campañas negativas suelen ser más efectivas. Por ejemplo, un título fatalista como “Evita estos errores fatales”, suele llamar más la atención que “Toma mejores decisiones”. Existen varios ejemplos de esto en los medios, cuyos títulos sensacionalistas suelen atraer a más personas.
  • Otro ejemplo radica en los militares que utilizan cintas y CDs subliminales para que su personal reconozca barcos o aviones extranjeros. ¿Esto funciona? Sí, aunque el efecto placebo (la sensación de los sujetos de que ayudará) es el factor determinante.
Conclusiones

Mucha gente cree que la publicidad subliminal es capaz de obligarnos a hacer cosas en contra de nuestra voluntad, pero esto no es mucho más que un mito. La publicidad subliminal y otros estímulos están diseñados para influenciarnos sin que lo sepamos, y eso sí que lo hacen, pero de manera muy sutil. Con eso dicho, podemos decir al menos que los estímulos subliminales, usados de la manera correcta, pueden influenciar en nuestro comportamiento sin que lo sepamos realmente.

Compartir:

Asesoramiento profesional gratuito

Tienes una agencia de diseño lista para ayudarte.​

Queremos escucharte, asesorarte y acercarte las mejores soluciones. Completa el formulario y en breve un experto se contactará contigo.

Haz clic o arrastra un archivo a este área para subirlo.

Tienes una agencia de diseño
lista para ayudarte

¡Te asesoramos de manera gratuita!