Aproveche nuestro 15% de descuento sólo por febrero con este cupón: febrero15off

ecommerce

Actualmente son cientos las paginas especializadas en  ofrecer publicidad a  empresas por medio de cupones de descuentos, ofreciendo presencia web al comercio y otorgando a los usuarios grandes oportunidades de ahorrar -que los incentivan a comprar cosas que incluso no necesitan-.

En un mercado muy amplio donde se ofrece desde una cena a muy bajo costo en un restaurant de respetada categoría, hasta un viaje a Cancún con todo incluido por menos del 50% de su costo, nos nace preguntarnos ¿cómo funcionan? ¿Resulta rentable para una pyme ofrecer un descuento tan grande? ¡Vamos por partes!

En primer lugar, hay que tener claro que estas páginas no son más que un nuevo estilo de publicidad, donde el empresario en vez de invertir en volantes o anuncios donde no puede comprobar a ciencia cierta el alcance que tuvo, invierte por el contrario en una nueva alternativa: posicionar la marca a un nuevo mercado que conocerá su producto directamente (pues quien compra, prueba automáticamente lo que ofrece) y donde podrá comprobar la efectividad que tuvo la campaña, pues generalmente estas empresas sólo cobran la publicidad sobre el cupón vendido, es decir, usted estaría pagando únicamente por las personas que en efecto asistieron a su local /compraron su producto etc.

Entonces ¿cómo funcionan? El descuento sirve de gancho para atraer a un público nuevo a probar la marca, al ver un precio bajo y un límite de tiempo (hay quienes sólo publican por 24 horas) generan la sensación de ser algo que no pueden perderse y compran por impulso. Con esto se juega y básicamente en ello está todo: Si ya pagaste cierta cantidad por un cupón para ir a cenar y  a las dos semanas asistes al lugar, sueles consumir de más, pues aunque ya cancelaste el cupón, se genera la (falsa) sensación de que está saliendo gratis el consumo…  ¡Es ahí donde los negocios ganan y donde su parte entra en juego!  Ya el cliente fue atraído directamente hasta la puerta del establecimiento, ahora le toca a él fidelizarlo.

¿Es rentable para una pyme ofrecer un descuento tan grande?

Es cuestión de organizarse y estar claros en la capacidad que tiene el local (o el stock del producto), para no sobresaturarse, tener perdidas o no darse a basto ofreciendo algo que no pueden cumplir. Para esto, se debe ver la inversión como un mero acto publicitario (lo que se invertiría en otros medios, se “invierte” en este descuento) y delimitar o condicionar el uso de los cupones (uno por visita, uno por mesa, no acumulables etc.) asimismo ofrecer beneficios adicionales los días que menos afluencia tenga el local u otorgar algún porcentaje de descuento en la próxima visita.

¿Es rentable?  ¡La respuesta es sí!  Siempre y cuando se maneje con cuidado la negociación para asegurarse de que tanto cliente como empresa salgan beneficiados.

Cerrar
ASESORAMIENTO GRATUITO

ADJUNTAR