Aproveche nuestro 15% de descuento sólo por febrero con este cupón: febrero15off

Los grandes retos pueden superarse no solo con técnica, constancia y disciplina sino con grandes dosis de creatividad. Cualquiera que sea tu ámbito de trabajo, puedes tomar en cuenta estos hábitos y consejos para aumentar la creatividad en tus actividades diarias.


En estos tiempos donde la diferenciación es esencial para destacar en un mercado saturado de ofertas de productos y servicios, es la creatividad la que siempre se busca -y se necesita- para resaltar de la manera más óptima posible.

Abusar de ella significa agotar ciclos de innovación para caer en procesos generalmente asociados a poca calidad o que terminan conectándose con calificativos como “aburrido”.  

Es necesario mantener para ello un equilibrio que se traduzca en constancia y disciplina en las labores realizadas. No es una tarea fácil. Son muchas las técnicas y las teorías que se exponen en Internet para intentarlo, pero no son infalibles. A muchas personas les pueden funcionar ciertos tips, mientras a otras no.

Es por esto que paseándose por la red de redes tratamos de mostrarte un compilado de las recomendaciones y experiencias que a otros les ha funcionado y que no está demás poner en práctica buscando aumentar la creatividad.

Consejos para aumentar la creatividad


Creatividad_liderlogo_2
Esa pregunta reiterativa en la Web de que si las personas nacen o se hacen creativas, podría conseguir una respuesta afirmativa o negativa según la óptica por la que se mire.

Lo importante es ver a la creatividad como un músculo al que hay que entrenar pero para ello debe existir la motivación adecuada. No existe una fórmula de estímulo ideal porque puede variar de acuerdo a la persona.

[Tweet “Lo importante es ver a la creatividad como un músculo al que hay que entrenar”]

Algunos sitios como Bienestar180 se aventuran a afirmar que es necesario dejar de hacer lo que se hace a diario para lograr lo que nunca se ha conseguido. Si se agruparan las tendencias para incitar esta área, algunos apartados serían:

Experimentar

Fomentar la curiosidad es uno de los principales aliados para ver nuevas perspectivas. Esto significa no dar cosas por vistas o hechas, negarse a la negación y aceptar situaciones a las que normalmente no se daría el visto bueno.

[Tweet “Es necesario dejar de hacer lo que se hace a diario para lograr lo que nunca se ha conseguido”]

Este cambio de curiosidad, como si se tratara de un niño conociendo su entorno, propicia nuevas situaciones o descubrimientos más allá de lo habitual. 

Mantenerse alerta

Lo opuesto a quedarse quieto es en definitiva una de las opciones a trabajar para lograr o hacer nuevos hallazgos. Para esto es necesaria la observación, ese elemento que permita explorar sin perder detalles y con la que se pueda surfear cualquier ola sin importar cuál tabla se usa.

Hacer anotaciones

Bien sea a través del equipo móvil o a la vieja usanza con una libreta, tomar apuntes, hacer dibujos o garabatos y plasmar cualquier pensamiento o idea es de suma importancia para aprovechar esos raros lapsos de inspiración que ocasionalmente se aparecen en el momento menos pensado.

Lo importante del asunto es hacer una posterior revisión a cuando se escribió o dibujó lo registrado. De esta manera se obtiene otra óptica o visión y puede ayudar incluso a desarrollar y materializar la idea.

Organización ante todo

Si ser metódico no es una opción, al menos hay que considerar un plan de acción o líneas generales para todo lo que se realice y de esta manera mantener un orden natural para dar espacio y cabida a actividades recreativas o laborales que estimulen la creatividad en el día a día. 

Desconectarse de la tecnología

Pasar de seis a ocho horas de una jornada laboral frente a una pantalla para luego trasladarse en casa a otra mucho más grande (como la de un televisor) o a una más pequeña (como la de una tableta) es una manera de darle continuidad de usar la vista y la atención a la tecnología.

Eso se traduce en más de 50 por ciento de horas al día en hacer una misma actividad. Esto no es alarmantes hasta que se contabiliza por horas a la semana, al mes y al año.

Por esto es importante hacer una revisión del tiempo invertido para el uso de estos dispositivos y revertirlo en ocio o entretenimiento. De esta manera la mente pasa a descansar y desarrolla en automático pensamientos ajenos a los que se les introduce mediante imágenes televisivas.

Este, de acuerdo a los expertos, es el momento ideal para compartir con amigos, familiares, compañeros de trabajo experiencias y situaciones de manera que puedan surgir diferentes visiones que se terminan uniendo.

Creatividad_liderlogo_3

Compartir logros

Los pequeños resultados, por muy mínimos que puedan parecer, se pueden compartir para lograr empatía y generar así retroalimentación. Eso permite conseguir una nueva visión de un asunto en particular pero también escuchar críticas que pudiesen generar resultados distintos a los que se pudiesen esperar. 

Aprender algo nuevo

Sin importar la edad, buscar una nueva afición forja conocimiento pero también permite crear nuevas conexiones, amistades y contactos que se traduce al final en aportes para emprendimientos o ideas.

[Tweet “Buscar una nueva afición forja conocimiento y crea nuevas conexiones cerebrales”]

Pequeños cambios en el entorno

Modificar las paredes de color, cambiar una mesa, un escritorio u objeto de lugar o reemplazarlo por completo es también una manera de engañar la mente e incitarla a producir de una manera distinta a lo que realizaba en su contexto habitual.

La idea es hacer suficientes reformas para que en esa “nueva”área la sensación sea distinta a la original.

Hábitos para aumentar la creatividad

Hay algunos esfuerzos, si es que no se realizan a diario, que se pueden realizar para desarrollar y aumentar la capacidad creativa.

Leer

La lectura abre ventanas al mundo sin salir de cuatro paredes. Una buena autobiografía, un buen cuento, un relato verídico o simplemente un libro técnico sobre un tema en específico cambia perspectivas.

Lo ideal es preguntar, revisar referencias e incluso buscar en Internet las lecturas más reveladoras, esclarecedoras o que han cambiado la vida a la gente. Por allí se puede comenzar.

Viajar

Visitar otros sitios o conocer nuevos lugares ajenos a los habituales genera otro tipo de sensaciones y permite comparar experiencias de vida con lo que se vive a diario. Esto es definitivamente beneficioso por la salud mental que se traduce en abordar problemáticas habituales de una manera distinta.

No es requisito esencial visitar un paraje exótico o algo tan ajeno al poblado en el que se vive. Es válido ser turista en las inmediaciones para conocer novedades y hasta revivir impresiones de la infancia

Instrospección

Este apartado es personal. Simplemente es hacer revisión de uno mismo para apartarse de lo cotidiano y centrarse en la reflexión, en la revisión o en lo que amerite mayor análisis en las acciones.

Esto no se logra estando cerca de una computadora o un teléfono inteligente enviando notificaciones por montones. Cada quien tiene su estilo. El reto es encontrar de qué manera puede hacerse esta especie de retiro sin que ello signifique seguir haciendo lo que se hace a diario.

Por último: 5 ideas para iniciar la búsqueda de la creatividad

Creatividad_liderlogo_4

Si los hábitos y las técnicas para estimular no son suficientes, hay consejos poco ortodoxos o fuera de lo común para iniciar el camino.

La gente de 40 de Fiebre los enumera de manera muy breve. Si se toman ideas de su listado, algunos puntos serían:

#1 No es necesario comenzar desde cero. Partir de otra creación no es tan malo como pudiese parecer, siempre y cuando que no sea un plagio directo sin el respectivo crédito al autor original.

La idea no es copiar sino emular, tomar las fallas, las referencias y mejorar, dando el toque personal, llevando la creación a un paso más adelante. La dosis de creatividad para lograr la diferenciación sigue siendo necesaria.

#2 Descartar y seguir. La primera idea no siempre es la mejor ni la más creativa. La búsqueda debe continuar hasta tener varias para contrastar con lo existente y descartar dado el caso de que a alguien más se le haya ocurrido mucho antes.

#3 Evitar tendencias. Ver lo que todos ven, leer lo que todos leen o comer lo que todos comen termina siendo una rutina que elimina criterio propio. La idea es poder explorar y crear referencias propias que terminen apasionando y que más adelante se puedan compartir con argumentos.

Es una tarea en la que hay que cultivar pero el resultado bien vale la pena.

#4 Crear rutinas creativas. Son muchos los artistas y creativos que coinciden en que la musa no llega sola (pese a que en posteriores entrevistas puedan afirmar que haya sido así). Hay que crear las condiciones y los hábitos para que se dé. Estos pueden ser pequeños retos que estimulan y que recuerdan el objetivo del proyecto.

Finalmente, es importante recordar que indiferentemente del reto que se presente, no es época de paraguas sino de intemperies. De caminos sin techo donde, más que pensar en el riesgo de mojarse, toca buscar cómo pisar firme con la mejor actitud. Y eso, depende de cada uno.

Cerrar
ASESORAMIENTO GRATUITO

ADJUNTAR